"Nadie AMA lo que no CONOCE" E. Richard 2003

Nadie ama lo que no conoce...
E. Richard 2003

viernes, 9 de abril de 2010

02 de Abril de 2010. Viaje al Valle de la Luna, Mallasa… Colindante con el Parque Nacional Mallasa…(La Paz, Bolivia)

El domingo dos de abril de 2010, madrugamos y partimos en nuestro Toyota Corolla con rumbo a pasar el día recorriendo el Valle de la Luna distante a sólo 15 km de la ciudad de La Paz. Se trata de una formación geológica increíble, donde el principal protagonista es la erosión (Lluvia y viento) sobre un terreno por demás frágil a alrededor de 3800 msnm.

Al inicio del recorrido podemos encontrarnos con una talla realizada según nos dijeron por el artista local Mario Sarabia sobre el material local del valle. Lamentablemente sin indicación alguna de la obra…
Denise y Melisa junto a la escultura realizada sobre el material local. Lumix FZ 50.
La entrada al sitio cuesta 15 Bs para extranjeros (Aprox 2 U$) y 3 Bs para nacionales. Las instalaciones cuentan con baños limpios, un local de venta de artesanías y un pequeño café con venta de bebidas. El recorrido completo dura disfrutándolo a pleno unas 5 horas. Es imprescindible llevar sobrero de ala ancha, lentes con protección UV, agua y por supuesto una buena cámara!!

El recorrido está bien señalizado y los sitios más relevantes que se pueden encontrar usando el mapa que entregan con la entrada son los siguientes (Español y Aymara respectivamente):
El buen abuelo (Suma jach'a tata).
Sitio de descanso (Samaräwi).
La hoyada del valle (Qhirwa p'ujru).
El montículo de la tortuga (tortugan patxapa).
Meditando entre las viscachas (Visk'achamp lup'kasa).
Puente de madera.
La ventana del sur (Thaya punku).
Sombrero de la dama (Warmin ch'ulupa).
Madre luna (Phaxi mama).
Cañón del pensamiento (Lup'iñ Q'awa).
Canto de pájaros (Jamach'in khuyusiwipa).
Circuito de los Kallahuayas (Kallawayanakan thakipa).
Mirador del diablo (Supayan uñtasiwipa).
Mirador (Uñtasiwipa).
Mirador de la música andina (Jayllin uñch'ukiwipa).
Los senderos son estrechos, rústicos y perfectamente forman parte del extraordinario entorno, si el paseo se realiza con niños debe extremarse las precauciones ya que existen profundos barrancos.
Este barranco tenía aproximadamente 12 m de profundidad y son bastante frecuentes en todo el recorrido. Lumix FZ 50.


La vegetación en general es escasa y restringida a determinados sectores del valle. Mayormente es xerofítica y predominan las cactáceas (Especialmente la especie Corryocactus melanotrichus y Opuntia spp). Asimismo, en estas pequeñas islas verdes se puede encontrar al colibrí (Colibrí coruscans) de gran tamaño. Lumix FZ 50.

En primer plano, la cactácea Corryocactus melanotrichus en el impresionante entorno!!!Lumix FZ 50.

Flor del Corryocactus melanotrichus. Polaroid digital DC 30.

Uno de los más impresionantes y profundos barrancos del lugar. Lumix FZ 50
El barrio de Mallasa colindante con el Parque lamentablemente quiere ganar terreno sobre el parque y avanzar con las construcciones. Lumix FZ 50
Denny y Mely al pie de uno los atractivos, el montículo de la Tortuga

Melisa posando para la foto al pie de uno de los senderos con mayor inclinación que culminan en el refugio que se ve arriba a la derecha. Lumix FZ 50.
Melisa tomando un merecido descanso. Nikon L12
Melisa al otro lado del puente de madera que cruza uno de los barrancos más profundos y hermosos del Valle de la Luna. Nikon L12
La parte más alta del mirador del Valle de La Luna ofrece una impresionante vista de la Zona Sur de La Paz. Lumix FZ 50.
Finalizando el recorrido se pueden ver estas impresionantes formaciones de tierra, ceniza volcánica y piedra, sobre las cuales crecen cactáceas. En numerosos lugares se ven fecas de vizcacha (Lagidium viscacia), pero para verlas hay que ir fuera del horario de visitas o muy temprano o muy tarde… Lumix FZ 50.
Cactáceas (Opuntia spp) sobre la formación más alta del Valle de la Luna. Lumix FZ 50.
Sorprendido admirando el paisaje…Nikon L12

Finalizando el recorrido es posible ver en el Mirador de Música Andina, precisamente eso!!! Excelente. Polaroid DC 30.

A lo largo del trayecto existen aleros con sombra donde descansar y recuperar la energía. En resumen un lugar único y extraordinario para recorrer detalladamente y con suma tranquilidad, un lugar para admirar y meditar… Ojalá en negocio inmobiliario no tenga el poder para avanzar sobre el mismo. Sólo hace falta recorrer el lugar para enamorarse del mismo, y este es el principal insumo que necesitamos para conservarlo…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada